Cómo cuidar y mantener tu guitarra y bajo

Avatar de Usuario
Fede
Usuario Standard
Mensajes:145
Registrado:Lun Ago 19, 2019 6:09 pm
Has thanked: 120 times
Been thanked: 59 times
Cómo cuidar y mantener tu guitarra y bajo

Mensaje: #246Mensaje Fede
Mié Dic 18, 2019 5:02 pm

Amigos guitarriegos, les paso un borrador de una guía que estoy preparando junto con mi profesor. Hay cosas para mejorar y corregir, si tiene alguna sugerencia, es bienvenida.


Cuidado de tu instrumento

Humedad y temperatura
La humedad, tanto en exceso como en escasez -sequedad- son peligrosas para la madera. También hay considerar la transición de una a la otra, es decir que tan rápido se va de una a otra. Esto último puede ser tan o más peligroso que la humedad o sequedad en sí.

No es recomendable colgar los instrumentos en las paredes, ya que pueden captar la humedad de la misma.

Lo mismo pasa con las temperaturas, tanto las temperaturas extremas, como una transición demasiado rápido, es decir, un cambio brusco de temperatura, puede afectar muy negativamente a la madera.

Cuidado y mantenimiento de tu guitarra y bajo.
Crédito de fotos: Yamaha.com
Por favor, nunca dejes tu guitarra o bajo en el baúl de tu automóvil, sobre todo en días soleados. Ya que los autos cuando están expuestos al sol pueden alcanzar temperaturas extremadamente elevadas pudiendo generar daños irreparables.

Viajes y transporte
Cuando lleves un bajo o guitarra en avión es aconsejable aflojar las cuerdas, especialmente en guitarras clásicas o españolas y guitarras y bajos acústicos.

Idealmente hay que mantener el instrumento con una humedad de entre el 40% y el 60%. Si la humedad es menor del 40%, se pueden rajar las maderas debido a la sequedad ya que genera contracción y pérdida de flexibilidad. Cuando la humedad supera el 70%, se pueden producir despegaduras, dado que el pegamento utilizados en los instrumentos es muy sensible a la humedad en exceso.


Mantenimiento de tu instrumento

Mueble
A la hora de limpiarla, no es necesario tener ningún producto especial, simplemente con un pequeño paño de algodón ligeramente húmedo, puedes limpiar todo el instrumento en sus partes laqueadas -pintadas-. Por supuesto que también hay en el mercado productos específicos para instrumentos, tan sólo debes controlar que contengan disolventes que puedan afectar la laca o pintura.

Cuando tengas acabados mate -sin brillo-, y quieras conservarlos así, debes pasar el paño muy suavemente. El acabado mate es porque la laca mantiene cierta rugosidad, con el tiempo, el frotado hace que la superficie se vaya alisando y ganando brillo. Para evitar que ese proceso se acelere, debes tener este cuidado.


Diapasón
En caso de que el mango sea laqueado, como es el caso de los diapasones de maple -arce- el procedimiento es el mismo para el resto del mueble. A lo sumo puede que necesites limpiar suciedad pegada a los trastes.

Después de limpiar el polvo, aplicar un poco de aceite de limón, aceite de nuez o vaselina líquida con un trapo limpio.

En caso de haber suciedad adherida, puedes usar un paño humedecido con alcohol (*) para eliminar el material acumulado por el uso elevado. Si aun así sigues sin lograr sacar toda la suciedad, con mucho cuidado puedes usar lana de acero, también conocida como “virulana” que es una marca conocida. Debes pasarla con mucho cuidado, para evitar rayones en la trastera.
(*)Ten cuidado con el alcohol, hay lacas sensibles a este, en caso de que no estés seguro si la laca de tu guitarra es afectada por el alcohol, evita utilizarlo.

Trastes
Si con la técnica de la lana de acero, siguen sin poder eliminar todo el material acumulado entre los trastes y el diapasón, puedes eliminarlo con la punta de un palillo o escarbadientes. No uses otras cosas que puedan ser más duras que el palosanto o el ébano puesto que dañaría o marcaría la madera.

Clavijeros
Si bien no debería ser necesario normalmente realizar ningún trabajo sobre ellos, en caso de que lo consideres necesario, puedes lubricarlos con aceite de máquina de coser.

Cuerdas
Es muy importante que limpies las cuerdas cada vez que termines de tocar. Utiliza una tela de algodón limpia humedecida con alcohol. Pasa el trapo por debajo y a través de todo el largo de las cuerdas. Ten cuidado con el alcohol, hay lacas sensibles a este, en caso de que no estés seguro si la laca de tu guitarra es afectada por el alcohol, evita utilizarlo.

Las manos engrasan las cuerdas, lo cual impide que con el tiempo, pierdan capacidad de vibración y brillo. Su limpieza alarga su vida útil y además les devuelve el brillo original. Es frecuente que, por motivos de elevada sudoración el desgaste de las cuerdas sea mayor.

Afinación y calibración
Es conveniente mantener las guitarras y bajos afinados siempre en el mismo tono. Ya que los instrumentos, los buenos, son herramientas de precisión, y cambiar la tensión de las cuerdas cambiando la afinación, cambiará el punto de equilibrio, lo cual hará que el instrumento quede descalibrado. En caso de que decidas hacer un cambio de afinación, se recomienda enviar a calibrar a tu luthier de confianza.

También recomendamos enviar a calibrar tu instrumento al menos dos veces al año, una en invierno y otra en verano. Esto es dado que la temperatura afecta la tensión de la madera, y una correcta calibración de tu bajo o guitarra debe considerar ese cambio de temperatura.

Cambio de cuerdas
Cuando cambies las cuerdas, no debes quitarlas de una vez, sino cambiar de a una, afinándola con las demás y así sucesivamente con el resto de cuerdas. Debes revisar la afinación de todas las cuerdas nuevas cada vez que cambies una, ya que las cuerdas nuevas van estirando y cediendo tensión.

De este modo el mango y, en los instrumentos acústicos, el puente y la tapa no pierden la tensión a la cual están acostumbrados. Si bien es recomendable intentar mantener siempre estable la tensión -afinación- de las cuerdas, recuerda que es preferible aflojar las cuerdas cuando viajes en avión.
Always with you, always with me

Responder